Cuando la A.P. hacía prevención primaria… y la demanda telefónica irrumpió sin control

Las consecuencias negativas indirectas de la pandemia de covid-19 van conociéndose de manera paulatina. Una de ellas impacta sobre el cribado de cáncer de colon. En Asturias se llevaron a cabo, a lo largo del año pasado, 12.928 pruebas de detección precoz, algo más de la cuarta parte de las realizadas en 2019 (que habían sido 45.117). ¿La causa? Principalmente, ¿el miedo de los usuarios a acudir a citas en los centros sanitarios? y el recorte de actividad registrado en el sistema de salud en todo el abanico de patologías ajenas al coronavirus.

Compartir en redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print
Share on LinkedIn
Linkedin