Los médicos hacen la maleta: la falta de inversión conduce a un éxodo de una década

Francia, Reino Unido, Irlanda o Alemania se han convertido en el paraíso laboral para miles de médicos españoles en la última década. Los recortes en inversión pública y la notable diferencia en las condiciones de trabajo han desencadenado un goteo constante de profesionales sanitarios, que se han subido a un avión en busca de un futuro más estable.

Detrás de esta fuga de talento hay un primer factor clave que apunta a las condiciones económicas. Un médico de familia puede llegar a cobrar de media cerca de 45.000 euros brutos en España, si no realiza guardias. En sueldo que puede triplicarse en Francia, donde muchos profesionales alcanzan los 120.000 euros o en Reino Unido que ronda los 144.000.

Compartir en redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print
Share on LinkedIn
Linkedin