Hoy es el día. ¡Defiende lo de todos! ¡Defiende lo tuyo! Por una A. P. digna.

Se engaña a la población haciéndoles creer que un médico de A.P. es:

  • Aquel con accesibilidad ilimitada en tiempo, forma y lugar.
  • Que se somete a los caprichos de un cierto número de abusadores del sistema.
  • El único que puede prestarle una atención adecuada en el centro de salud.
  • El que exime al usuario de su parte de responsabilidad en su salud.
  • Quien solventa los problemas burocráticos hospitalarios.
  • El que se hace cargo de “sujetar” los problemas sociales.
  • Alguien que recibe como urgente a un paciente que así lo desea, no que lo sea
  • Quien soporta unas agendas de trabajo mal gestionadas.
  • El que toma la T.A. cuando otro personal no está disponible por diversas causas.
  • Quien imprime los informes que me hacen falta.
  • El que deriva a quien el paciente quiere.
  • El que algunos ponen a los pies de los caballos para eludir sus responsabilidades.
  • etc. etc.

Si quieres iniciar los pasos para dignificar la Atención Primaria y prestar los cuidados que nuestros ciudadanos precisan.

Compartir en redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print
Share on LinkedIn
Linkedin