Los problemas de la Atención Primaria: (y V): Análisis y Reacciones.

Después de la publicación de cuatro artículos sobre los problemas pendientes en Atención Primaria, y tras ser citados a una reunión por la Gerente del SESPA, nos gustaría reflexionar sobre la experiencia y las reacciones producidas.

Cuando afrontamos esta reunión, teníamos claro en todo momento que nuestra intención era simplemente  expresar un estado de opinión y el malestar de los compañeros, respaldados por 435 firmas. Nunca pretendimos sustituir la de otros (sindicatos, sociedades profesionales…).

¿Cuáles han sido las reacciones? En primer lugar, los compañeros nos han demostrado su apoyo,  pero sobre todo  nos han preguntado si pensamos que hemos resuelto algo y sobre todo si nos creemos las promesas de la administración. La respuesta a las dos preguntas es: no. Pero sí querríamos compartir dos reflexiones. Por un lado, hemos podido hablar de los problemas que nos parecían importantes y creemos que el SESPA ha aceptado nuestra agenda. Por otro, le hemos comunicado a la Gerente que, si sus promesas no se sustanciaban antes de Diciembre, se acabaría la tregua. Como anunciamos en su momento, por ejemplo, empezaríamos a derivar a todos los pacientes que lo precisen –por derivaciones inapropiadas desde la atención hospitalaria- a los Servicios de Atención al Usuario (SAU) de los hospitales hasta tener una respuesta satisfactoria. Al respecto, queda pendiente una reunión en Octubre.

No obstante, creemos que no debemos caer en el error de pensar que nuestros enemigos son los médicos del hospital: esto podría llevar a que el SESPA encubra sus incumplimientos con el argumento de que todo era una guerra entre médicos. Pero insistimos en que seguimos viendo, a diario, tanto de forma verbal como en informes por escrito, “vaya a su médico de Primaria y que le haga…(de todo)”. Continuamos pensando que esta, y otras muchas cosas, deben cambiar.

Otra reacción ha sido la de los sindicatos y sociedades profesionales, a raíz de la frase “los que nos representan no lo hicieron suficientemente bien». Parece haber molestado. Nunca quisimos cuestionar la actuación de estos grupos, pero sí la de terceros que, tomaron decisiones en nuestro nombre y acordaron medidas con las que la mayoría no estamos de acuerdo, como torpedear la implantación de la Atención Domiciliaria, o la necesaria reforma del 112. Recientemente hemos sabido que se han reafirmado públicamente en ellas y que, cuando han sido interpelados por miembros de su sociedad -miembros que no recuerdan que esas decisiones se hubieran consultado con nadie-, han contestado que esas cosas las decide la Directiva y que en estos asuntos no se hacen referéndums.

Estas personas deben entender que no pueden tomarse decisiones de este calado basándose en preferencias personales. Los defensores de la Medicina de Familia clásica no quieren oír hablar de renunciar a competencias, que creen nuestras (todas). Estas ideas, que defendíamos la mayoría hace 30 años, ya no son acordes a los tiempos que corren especialmente si, como ya señalamos, no van acompañadas de recursos adicionales.

Respecto a los compañeros del 112 y las Inspecciones, sabemos que se sintieron interpelados y que pidieron explicaciones a la Gerencia del SESPA. Para nosotros no es un problema personal, sino de organización de trabajo. Queremos trabajar de médicos con nuestros pacientes y no de burócratas haciendo la labor de otros. También esperamos que la Gerencia pueda hacer cumplir sus promesas en estos dos casos.

Cuando salimos de la reunión, algún amigo con experiencia en gestión nos recomendó que no compartiésemos toda la información facilitada por la Gerencia para evitar convertirnos en su altavoz. Quizás pecamos de inocentes. Entendemos que corremos este riesgo pero, aún así, insistimos en que no creemos que todas las promesas se vayan a cumplir. Sabemos lo que es hablar con políticos…

Por último, nos gustaría referirnos al papel de la prensa. Ha sido una gran experiencia poder expresar públicamente el desacuerdo con la actuación de nuestros gestores y que, como consecuencia, hayamos conseguido una reunión con ellos para abordar los problemas de la Atención Primaria en Asturias.

Compartir en redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print
Share on LinkedIn
Linkedin