Por qué aplicamos a las vacunas la misma normativa que a una crema antiarrugas, si llevamos 5 millones de muertos

El 11 de marzo de 2020 la OMS declaró a la COVID-19 pandemia mundial. Por entonces se habían producido 121.500 contagios y 4.000 muertos en 114 países. En ese momento muy pocos pudieron imaginar que un año más tarde el número de muertos sería 35.000 veces mayor.

El gran Virchow estaba convencido de que en general los políticos terminaban siendo el mejor aliado de las pandemias al utilizarlas como arma contra sus adversarios.

Sus palabras fueron proféticas. 16 años después de su muerte una pandemia de gripe asoló el mundo causando 50 millones de muertos. Desafortunadamente a la vista de lo que ocurre hoy en día el argumento de Virchow sigue resultando impecable.

Compartir en redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print
Share on LinkedIn
Linkedin