El Hospital del Oriente aplaza consultas y cirugías por el contagio de dos sanitarios

La alarma en el Oriente por el coronavirus sigue creciendo. Con el brote de Ribadesella en plena fase de investigación y siete infectados confirmados, el contagio de dos sanitarios del hospital del Oriente motivó ayer un protocolo especial que obliga a aplazar, hasta nuevo aviso, todas las consultas y cirugías consideradas no urgentes, así como a realizar pruebas diagnósticas de forma escalonada a toda la plantilla. En Ribadesella, donde todos los clientes que acudieron al camping de Sebreñu o a la Taberna de El Escribanu entre los días 1 y 15 de agosto están convocados a pedir una PCR, funciona desde ayer un autocovid instalado por Transinsa en el polígono de Guadamía, por el que ya han pasado los primeros 111 casos sospechosos

Compartir en redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print
Share on LinkedIn
Linkedin