Faustino Blanco, posible asesor sindical tras fracasar su fichaje por la FINBA

Agencia Rutiers- Tras su descalificación por SICEPA debido al alto sueldo que se había otorgado en la FINBA, un imprevisto giro lo sitúa como posible asesor del SIMPA.

Tras la turbulenta salida de la FINBA apenas recién nombrado, y con la polémica de su salario  aún coleante, el incombustible Ex-Consejero y Ex-Secretario de Estado Faustino Blanco González (Gijón, 1953) parece volver a la carga. En los últimos días rumores no confirmados lo situaban en los despachos del Sindicato Médico de Asturias (SIMPA), organización que conoce muy bien como duros antagonistas que fueron en la última huelga médica del Principado, en 2012. La  ferocidad de  aquella reivindicación, que duró tres meses, quedó incluso caracterizada para la posteridad en caricaturas que lo mostraban como un toro de lidia frente al torero, el entonces Secretario General Antonio Matador. Pues bien, con los años la animosidad parece verse temperada y existir un acercamiento en interés mutuo. El veterano gestor se ofrecería como asesor externo en materia de retribuciones salariales. Según ha podido conocer Reducción Médica, la exorbitante cantidad que iba a percibir en la FINBA, y que causó escándalo entre los afiliados de SICEPA, no ha sido tal en el SIMPA, que lo han visto como una oportunidad de mejorar su capacidad negociadora. Hoy mismo se reunía esta tarde de urgencia el Consejo Ejecutivo con el tema en el orden del día. Antes de entrar, un dirigente  del SIMPA que prefiere no identificarse ya que la decisión ha de tomarse por unanimidad del Consejo, ha accedido a compartir con nosotros unas reflexiones para entender este aparente contrasentido. Nos dijimos: él es médico, quiere mantenerse en activo y cobrar 185.000 euros al año, qué menos que esa cantidad para cualquier compañero. Además, si a la FINBA llegaba sin curriculum pero con una acreditación debajo del brazo, al SIMPA puede venir sin idea de sindicalismo pero con unas subvenciones debajo del otro brazo, y así dejaríamos de depender solo de las cuotas de afiliados. Además, si alguien supo unir como nadie a todo el colectivo médico (y no médico, -hasta  a los pacientes-), contra una causa única, fue él. Con pequeños ajustes, podría ser un avance en estrategia sindical.” Otro dirigente discrepaba aunque también reconocía que al final decidirá el Ejecutivo: “No es tan fácil. Su ofrecimiento no produce mucha confianza. Primero debe afiliarse, y francamente, algunos no lo vemos claro. Después debería apostatar de demasiados dogmas, y finalmente si lo enviamos a negociar con el SESPA podríamos enfrentarnos a cargos serios por vulneración de los Derechos Humanos, entre otros.  Nadie merece un trato cruel  ni degradante. Puede que sean ineficaces o torpes, pero en el fondo son seres humanos y no merecen eso. Si la intención es eliminar  el SESPA, la goma-2 es más humanitaria. Y más barata…”

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Reducción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

 

Compartir en redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print
Share on LinkedIn
Linkedin