INFORME PARA GABINETE DE CRISIS CORONAVIRUS 02.04.2020, 23:00 h

INFORME PARA GABINETE DE CRISIS CORONAVIRUS 02.04.2020 23:00 h

Hola a tod@s. Acabamos el día en los 1433 positivos, con un incremento de ingresados en plantas, 329, lo que representa 20 más (esperable al haber descendido un poco ayer), y también mantenemos el aumento de pacientes en UCI, 82 (6 más que ayer). La fase de meseta oscila un poco, pero el gran problema sigue siendo el aumento de pacientes de UCI. Parece que los incrementos de éstos se mantienen en cifras moderadas, y si no se dispara permitirá el objetivo de acabar el fin de semana en torno a los 100 pacientes en UCI, cifra que permite márgenes de maniobra a lo largo de la semana. Mantenemos pues FASE DE MESETA CON LA CONTENCIÓN DE CIFRAS. OLÉ POR TODOS LOS QUE LO ESTÁIS HACIENDO POSIBLE.

El día comenzó con impactantes disquisiciones deontológicas, con dudas acerca del número real de infectados entre personal sanitario, sobre la disponibilidad de material (afortunadamente estas dudas van bajando, pero se mantienen en el trendingtopic), las dudas acerca de los test “rápidos”, y finalizó con reflexiones acerca del papel del sindicalismo en tiempos del coronavirus y aún los post-coronavirus.

Allá vamos.

1.- DISQUISICIONES DEONTOLÓGICAS

Dos cuestiones se convirtieron hoy de buena mañana en el centro de sendos debates:

1) El heroísmo obligatorio. Un informe de la Comisión Deontológica de la OMC afirmaba que el médico “debe atender el paciente incluso con riesgo para su vida”. El debate se incendió de tal manera, que algunos Colegios de Médicos se acabaron separando de la postura de la Comisión. Ya se comentó en anteriores informes que las posturas deontológicas son flexibles, dejan amplio campo a la moral individual y no implican ni entran en la responsabilidad legal. Legalmente no se puede abandonar el puesto de trabajo, se puede incurrir en omisión de socorro, pero la responsabilidad es de cada uno. Pero el núcleo del debate no es si alguien va abandonar a un paciente por miedo, no. Lo que se plantea es si el médico que se enfrente a esa decisión (seguridad propia vs. salud ajena) llega a tal situación por azar (en ese caso, nadie lo duda: se ayuda y punto) o por imprevisión, incapacidad y/o negligencia de alguien que le ha dejado desprovisto de medios de protección. Y ahí es donde entra el derecho de réplica. Si TÚ, autoridad, me dejas desprotegido, yo no soy un suicida, dudo si asumir los riesgos en que TÚ me pones; si TÚ me proteges todo lo posible, no dudo en que los riesgos han de ser asumidos, no es un suicidio, es MI deber y asumo MI riesgo. (Corolario del teorema: mira lo que haces, que no te irás de rositas.)

2) EL triaje de pacientes para UCI. Otro debate encendido se generó a raíz de informaciones acerca de que en las UCIs de las CCAA más castigadas se llevaba a cabo una “selección artificial” de pacientes para ver quien vivía y quien moría. Es una forma muy sesgada y un tanto sensacionalista de describirlo. Los compañeros de Intensivos siempre, en su oficio, han tenido que decidir a qué pacientes pueden ayudar… no tanto por saber a quién colocar un tubo y ventilar (que es fácil)… sino a quien van a poder más tarde quitarle el tubo y recuperar… Ese ejercicio actuarial, que incluye mucho conocimiento, experiencia y capacidad de valoración individual de cada caso, entre otras cosas, más allá de la edad como criterio único, ahora se lleva a cabo más intensamente y llama la atención. Es un ejercicio complejo, difícil de protocolizar. Algunos protocolos, leídos fuera de su contexto, sí parecen recetas de selección de personal. Menos mal que la decisión final la suele tener que tomar un profesional cualificado. Algunos han sugerido que estas decisiones han de ser tomadas entre dos o tres o cinco… No sé, siempre se han tomado y no se necesitaba una Comisión decisora. Es cierto, hay casos en que todo no es blanco ni negro. Pero ahí entra otro de los rasgos característicos de la profesión: el compañerismo. Tomar decisiones con una elevada carga ética uno solo y bajo presión es difícil. Desde mis lejanos tiempos de residencia, la solución era buscar la opinión de un compañero referente, que solía tener dos rasgos: por un lado, edad suficiente para que la experiencia acumulada superase la impulsividad juvenil, y por otra, cierto grado de sufrimiento vital propio y superado que le permitía empatizar para saber cuándo no debíamos prolongar el ajeno. No siempre coincidía con jefes o expertos. Como tantas cosas cambiantes, el coronavirus quizá nos redescubra el valor del compañerismo y de escuchar a personas cuyos valores se difuminaban entre el ruido de fondo.

2.- ¿CUÁNTOS VAMOS CAYENDO INFECTADOS? Es muy difícil saberlo, desde luego de las cifras oficiales no podemos sacar nada, porque solo nos dan casos activos, son datos semanales y no los separan por gravedad. Los hemos pedido por categorías, sin éxito. Tenemos una idea aproximada por las referencias de los compañeros. Al menos en el Área 4 se contabilizan unos 30 facultativos afectados, entre positivos y en seguimiento. Mucho más de lo deseable. Y lo que no está en las estadísticas y creemos que deberá figurar son los contactos de profesionales que caen, porque no solo nos infectamos nosotros, el temor a infectar a los nuestros es una de nuestras mayores preocupaciones. LA COMUNICACIÓN PARCIAL DE LOS DATOS ES TAMBIÉN UNA FALTA DE TRANSPARENCIA.

3.-DISPONIBILIDAD DE MATERIAL. En algunos servicios aún siguen con la incertidumbre que representa no saber de cuanto material se dispone, aunque por ahora la reposición continúa siendo eficaz. Es un buen momento para solicitar que nos proporcionen los inventarios actualizados, ya que cada Área sabe de qué dispone. En algunos casos, como en la actividad quirúrgica de algunas Áreas, incluso ha mejorado la gestión de la seguridad, se suministra el material necesario sin problemas. Nunca es tarde para que se den cuenta de que, en ausencia de test y control epidemiológico, la única forma de controlar la infección es PROTEGER AL PERSONAL SANITARIO.

Hoy han circulado fotos de celadores vestidos con bolsas de basura. Es difícil opinar sin conocer el contexto de primera mano, ya dijimos que en Madrid la carencia de EPIs llevó a popularizar estos modelos de delantal impermeable casero. Pero se supone que aquí tenemos material. Si en actividad que requería EPI se les negó, es muy grave, y deberían exigirle el material correcto a su superior. Si es un elemento adicional de seguridad sobre la ropa necesaria en la actividad concreta que llevaban a cabo, están en su derecho. NO hemos conseguido más información, pero aprovechamos para saludar a los celadores y decirles lo mismo que a todos:

NADIE SIN PROTECCIÓN. PROTEGEOS PARA PROTEGER. CUALQUIER INTERACCIÓN ES DE RIESGO, NO HAY PACIENTES NEGATIVOS, SOLO INDETERMINADOS. MASCARILLA Y GUANTES, MÍNIMO IMPRESCINDIBLE PARA TODO. EXÍGELO, HAY MATERIAL. NO QUEREMOS SER LA ONDA DEL REBROTE DE CASOS EN ASTURIAS POR FALTA DE SEGURIDAD.

HAY MATERIAL, PIDELO PARA PROTEGERTE.

            Nos informan que en algunas Área se sigue produciendo sustracciones de material de los almacenes. Hay que tener una calaña especial para llevarse material de protección en medio de una pandemia. El que quiera hacerse un selfie con un EPI, que se lo compre por Amazon o que le pida el mono de trabajo al vecino, pero que deje en paz la seguridad del personal sanitario. Hace ya semanas que propusimos a la Gerencia la instalación de cámaras de vigilancia. Insistimos.

4.- LOS TEST: Los test disponibles y que continúan haciéndose son por PCR. Ha aumentado el número de los que se hacen a profesionales en los “puntos seguros” Han aumentado, entre el personal sanitario, porque ha aumentado el número de contactos, y se hacen más para ver si es negativo y puede volver a trabajar, y porque también se hacen en el mismo sitio a personal de fuerzas de seguridad y otros cuerpos esenciales. Este aumento en los “puntos seguros”, o sea en los parkings donde accedes en coche, y en el que la toma es “rápida”, se interpreta en algunos medios como aumento de los “test rápidos” y crea cierta confusión. El test no es rápido, es el de siempre, la extracción si es rápida. Por cierto, salen muchos negativos, por favor frotaros concienzudamente la nasofaringe, que si hay pocas células el test no sale. Sí ya sé que molesta, pero peor es la incertidumbre. También contribuyó a la confusión que se habla reiteradamente de otros test “rápidos” pero que detectan la infección tardíamente, son los test serológicos de anticuerpos, de los cuales el Principado ya ha seleccionado uno (chino por cierto) y llegará el pedido la “próxima” semana. Parece que este sí es fiable.

La utilidad de los test serológicos se adivina buena en los pacientes que ya llevan días de evolución y en los que los antígenos se han ido de la faringe hacia abajo, con PCR negativa. Por ahora el criterio adicional que se utiliza es el TC de tórax, útil cuando se utiliza en el paciente adecuado, incluso en Urgencias para aligerar tiempos de espera, pero como dijimos ayer, realizarlo masivamente no parece el mejor método, al menos por seguridad.

No solo han aumentado los test entre personal, entre los pacientes también se realizan más entre los pacientes que se trasladan a las residencias (deberían ser también a los que se trasladan desde residencias) y a los pacientes pre-quirúrgicos, lógico si se quiere minimizar exposición de equipos quirúrgicos. EN CUALQUIER CASO, INSISTIMOS: NO HAY PACIENTES “NO CONTAGIOSOS”, PROTEGEOS SIEMPRE.

5.- EL CONTROL DE PACIENTES POR PRIMARIA: La curva que por ahora tan bien parece comportarse con nosotros, tiene su origen en una parte natural, posiblemente favorecida por el aislamiento secular de nuestro paraíso, y otra por haber hecho bien algunas cosas. Una de ellas fue suspender actividad en los centros sanitarios y reorganizar la actividad, de forma que los flujos masivos diarios de pacientes, muchos con factores de riesgo, se redujo al mínimo. La otra está siendo el impresionante trabajo de control de los compañeros de Atención Primaria sobre los pacientes en sus domicilios, conteniendo la llegada masiva a los hospitales. Hoy uno de nuestros compañeros, mejor persona si cabe que médico, nos decía en un mensaje emotivo que si cada médico de familia seguía remando, aportando un granito y conseguía mantener en casa controlados a dos posibles ingresos, en Asturias se contendrían casi dos mil ingresos… Y esa es la clave, aquellos que se parten el alma y se desvelan para que los pacientes estén bien atendidos médicamente y bien cuidados en sus domicilios. Tenemos según cifras oficiales 4500 en seguimiento domiciliario y 1300 ingresados. Echad cuentas. Nuestro respeto y agradecimiento nunca será suficiente. Esta labor de contención ha de ser ayudada con todos los medios.

Esta mañana se nos hizo ver desde la Administración que nuestra solicitud de petición de disponibilidad de listados que publicamos ayer contenía inexactitudes. Lo lamentamos, no pretendía ser un documento técnico, sino reivindicativo. La intención era recalcar que en Atención Primaria es primordial el seguimiento telefónico del paciente con COVID. Para ello, los pacientes vistos en AP a través de OMI en los puntos de atención continuada se deben codificar como caso posible CIAPA23.19 o positivo CIAP A77.08. Lo que le interesa a cada médico de familia es saber cuántos COVID tiene, y debería proporcionarse un listado, o enseñarle a obtenerlo, de sus pacientes según esos dos códigos. Actualmente algunos lo hacen de modo artesanal, pero debe mejorarse. Lo que es una buena noticia es que nos confirman que se está intentando mejorar la aplicación para poder obtenerlo,

6.- SAMU 112: Se mantiene el flujo de llamadas en el CCU, intenso pero por ahora sin repuntes, en límites que permiten trabajar, y la reposición de material en alguna base va corrigiéndose, aunque aún con dificultades puntuales. Han aumentado los traslados de graves y aumentarán el fin de semana de forma notable. Esperamos que las cifras de personal sanitario afectado incluya, pero no estamos seguros, también a los técnicos de ambulancia caídos, tan necesarios como todos y víctimas también como todos. Nuestro abrazo a ellos, que se mejoren los afectados, y por supuesto a todo el personal del centro de operaciones de esta guerra. PROTEGEOS.

7.- ¿Cuántos SINDICALISTAS ESTÁN A PIE DE CAÑON? Eso pregunto en la mañana una Gerente a una Junta de Personal. Como estoy asertivo, voy a pensar que lo hizo por mera curiosidad. La respuesta es: muchísimos. Nuestro agradecimiento, y el mío en primera persona, no puede ser mayor hacia ellos. Al que está trabajando como el que más, y en la media hora del café, se molesta en escuchar los problemas de los compañeros, enterarse de cómo se encuentra el material, asegurarse que se cumplen normas de seguridad, entender al MIR que van prorrogar, y luego nos lo comunica para intentar mejorar lo que podamos en medio del escenario que tenemos. Sin ellos, hace ya tiempo que estaríamos fuera de juego, o peor, en el Hospital pero en la cama, muchos de nosotros.

8.- PRÓRROGAS AL MIR NO, GRACIAS. El viernes es el Interterritorial en el que las CCAA, entre ellas Asturias, presentarán su oposición a la medida y pedirán que se reconsidere. Como la respuesta de Tino Blanco la deben de tener clara, el plan B es una modificación “a la Gallega plus”: Poder ser contratados como adjuntos, pagados como tal y que sus servicios prestados ese tiempo computen como especialista para cualquier proceso. SI esto cuaja, el problema sigue siendo la injusticia de retrasar un mes el título y que te amarran a un sitio, pero al menos no es mano de obra barata y no pierdes servicios prestados. Mal menor, pero mal. En días sabremos si puede progresar alguna medida jurídica planteada por CESM. RECTIFICA, MINISTRO, QUE TINO TE ESTÁ VENDIENDO UNA PARANOIA: ¡¡¡NADIE VA A SALIR CORRIENDO!!!

Para acabar, espigando noticias esperanzadoras, encuentro que se ensayan tratamientos nuevos, y entre ellos ya está empezando a tener un hueco el suero hiperinmune de pacientes curados, que se ensayará en el HUCA. Mientras tanto, el Ministerio garantiza que no faltará medicación ahora utilizada. Ojalá vaya mejorando la terapéutica hasta que llegue la ansiada vacuna, falta hará, nuestro ánimo a todos los que siguen partiéndose la cabeza y el pecho en las plantas COVID, en urgencias, en la UCI…

Hoy uno de los debates más encendidos se produjo a raíz de empezar a discutir que pasará tras el coronavirus, como cambiarían las concepciones sociales y económicas del mundo. Y qué será de nosotros los facultativos en ese mundo. ¿Se nos respetaría más? ¿Se nos ningunearía? Hombre, después de tanto sufrimiento, nadie va a negarnos razón en nuestras reivindicaciones, pero el panorama económico no permitirá grandes alharacas. Sin embargo, no todo se arregla con dinero, hay muchísimas cosas de montante escaso y relevancia alta para nuestra dignidad, y será el momento de plantearlas. No puede ser que nosotros paguemos los platos rotos ahora y después también. Cierto que cuando se habla de ese escenario postcoronavirus, que se plantea por muchos como postapocalíptico, de la cultura “después de la bomba” de los 50 y 60, a mí me viene a la cabeza la película del inolvidable Peter Sellers Dr. Strangelove. Como estemos en manos de tarados, no sé que va a pasar. El escenario cambiará, la gente de a pie habremos aprendido mucho de solidaridad, los que mandan no lo sé. No tengo ni idea de como evolucionará el entorno social, económico ni futbolístico. Lo que sí sé es lo que tendremos que hacer nosotros. Igual que Einstein no tenía ni idea de cómo sería la tercera guerra mundial, pero sabía que la cuarta sería con palos y piedras, yo no tengo ni idea de cómo saldremos de esta, pero seguiremos haciendo lo que mejor se nos da: negociar. Adaptados a la situación, pero negociando. Flaco favor a la memoria de los compañeros caídos que nos encogiésemos de hombros.

“La única forma de solucionar problemas evitando la guerra es el diálogo”. Malala Yousafzai

Compartir en redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print
Share on LinkedIn
Linkedin