MIR: “Héroes precarios”

Los residentes de último año queremos manifestar nuestra disconformidad con las medidas relativas a los profesionales sanitarios en formación adoptadas por el Ministerio de Sanidad y publicadas en el Real Decreto 463/2020 el día 14 de marzo:

“Se establece la prórroga de la contratación de los residentes en el último año de formación, de las especialidades de: Geriatría, Medicina del Trabajo, Medicina Familiar y Comunitaria, Medicina Intensiva, Medicina Interna, Medicina Preventiva y Salud Pública, Neumología, Pediatría y sus Áreas Específicas, Radiodiagnóstico, Microbiología y Parasitología, Enfermería del Trabajo, Enfermería Familiar y Comunitaria, Enfermería Geriátrica y Enfermería Pediátrica.”

En primer lugar, puntualizar que somos totalmente conscientes de la emergencia sanitaria ante la que nos encontramos y a la que nos enfrentamos diariamente en primera línea, con el máximo esfuerzo y profesionalidad.

Apoyados por las diferentes sociedades científicas (SEMI, SEMICYUC, SEMFYC y SEPAR) y sindicatos médicos de las diferentes Comunidades Autónomas, que ya han emitido sus respectivos comunicados, consideramos que prorrogar el contrato a los residentes de último año supone un agravio comparativo con respecto a otros compañeros de último año que si finalizan su formación como especialistas y frente a profesionales no especialistas/estudiantes de último año que serán contratados como tales.

Esto es un durísimo golpe psicológico para nosotros y más en estos momentos de gran esfuerzo, a dos meses de finalizar nuestra formación como especialistas. No somos máquinas, sino personas que podemos morir ayudando y lo seguiremos haciendo a pesar de los riesgos que ello conlleva y la falta de recursos a la que estamos expuestos.

No es cuestión aquí el detrimento retributivo, sino el no reconocimiento de toda la formación y trabajo que hemos venido realizando estos años, retrasando nuestra experiencia laboral como médicos especialistas que nos sitúa en desigualdad frente a nuestros compañeros especialistas a aquéllos que si van a ser reconocidos y para los que se van a convocar Comités de Evaluación.

Son nuestras especialidades el pilar en esta emergencia sanitaria y hacia las que se toman estas medidas que hacen que veamos menospreciados nuestros derechos. Si somos médicos especialistas, lo lógico sería contratarnos como médicos adjuntos y no como médicos en una formación que ya hemos finalizado, ¿por qué esta prorrogación del contrato? Es un golpe muy bajo y una humillación.

De la misma forma que ya han manifestado los sindicatos: “Confiamos en que las autoridades rectifiquen una propuesta que entendemos ha sido un error”.

Si de algo sirven las redes sociales, es de altavoz ideal para todos aquellos que los medios de comunicación no cubren. En este caso, nos gustaría compartir este comentario de redes sociales de una compañera:

“Un médico en formación o médico interno residente (MIR) pasa por 6 años de carrera universitaria estudiando medicina, posteriormente ha de preparar y superar una oposición nacional, tras lo que comienzan 4 o 5 años de especialidad. Una vez transcurrido ese tiempo, si tiene una evaluación favorable, se le concede el título de especialista de área que corresponda.

Con esta medida, los médicos que están a escasos 2 meses de convertirse en especialistas se les bloquea con un contrato de formación, no permitiendo que alcancen el título de especialista que merecen. Junto a esta medida se ha propuesto contratar a médicos sin formación especializada para dar soporte a esta situación tan difícil. Es incoherente que se niegue el título a los “casi ya” especialistas y se contrate a aquéllos que no lo son como tales.

Una opción más justa y lógica sería mantener a estos especialistas en sus respectivos centros sanitarios mientras sean necesarios y hasta control de la situación, con contratos de la misma duración que han planteado, pero reconociéndoles lo que son, especialistas, no alargando el contrato de residente.

Estamos trabajando en primera línea de batalla, arriesgando nuestra vida y la de nuestras familias, y lo seguiremos haciendo, pero necesitamos que nos apoyen y no que nos humillen. Más, cuando desde distintos organismos se están aportando diversas soluciones, como ya hemos visto.

Por tanto, desde nuestra posición manifestamos nuestra disconformidad con las medidas adoptadas por el Gobierno expuestas en el Real Decreto 463/2020 publicado el 14 de Marzo en el BOE y exigimos:

  • FINALIZAR NUESTRA FORMACIÓN COMO ESPECIALISTAS al igual que el resto de especialidades que si lo harán.
  • Ser CONTRATADOS DE ACUERDO CON NUESTRA CATEGORÍA PROFESIONAL.

 

 

RESIDENTES DE ÚLTIMO AÑO: #YoSiSoyEspecialista

Compartir en redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print
Share on LinkedIn
Linkedin