Un Consejero, 4 Director@s Generales y una influencer

Las bambalinas de la Consejería siempre han escondido un poder de hecho, desde su inicio, donde alguien vio truncadas sus expectativas. Ahora levantan el telón y, entre candilejas, afloran las visceralidades ocultas.

Una sanidad que aparta o intenta apartar al personal más cualificado de su organigrama solo tiene una salida. Lo saben y a pesar  de ello siguen en su empeño porque cuentan más sus aspiraciones personales que la funcionalidad del sistema, aunque ello lleve a una confrontación buscada contranatura que colaborará en un deterioro sanitario y profesional ¿buscado?

Compartir en redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print
Share on LinkedIn
Linkedin