Asturias necesitaría al menos 400 médicos más a día de hoy para cubrir las plantillas de los centros sanitarios de su servicio público de salud. Es un cálculo aproximado de una problemática que no es nueva, que asola a toda España y que empeorará en los próximos años si se tiene en cuenta que el 40% de los facultativos del Sistema Nacional de Salud tiene más de 55 años. Pero no hará falta esperar 10 años para que el déficit de médicos se agrave en Asturias. En los próximos cuatro ejercicios, según los cálculos del Sindicato Médico Profesional de Asturias (Simpa), se jubilarán entre 300 y 400 cada año. Es decir, entre 1.200 y 1.400 hasta 2025.

Compartir en redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print
Share on LinkedIn
Linkedin