24 de julio. El Principado amenaza con cerrar todo el ocio nocturno si se incumplen las normas