27-M. La fábrica mundial de vacunas detiene sus exportaciones y los países pobres sufren las peores consecuencias

Si la fábrica de vacunas de la ciudad india de Pune retrasa sus envíos, en Camerún no llegan las vacunas que necesitan y más gente se contagia y muere por el coronavirus. Lo mismo sucede en otros países con la curva pandémica en ascenso como Benín, Botsuana o Kenia. Si las dosis que se producen en Pune no salen de allí, la vecina y pobre Nepal, paraliza su campaña de vacunación. Como ocurrió hace una semana. Pongamos un poco de contexto: en Pune está el Serum Institute (SII), e

Compartir en redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print
Share on LinkedIn
Linkedin