¿Y SI ACOMPAÑAMOS LOS DISCURSOS DE ACCIONES?

Miguel Rodríguez asumió que es en el capítulo de primeras consultas y pruebas diagnósticas donde es necesario incidir porque «no es lógico que se tarde ocho meses para una primera consulta». Él mismo puso el límite: «Dos meses, como máximo».

La comisión de investigación intentará aclarar si las listas de espera «están maquilladas»

Compartir en redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.