CONTROL DE BAJAS LABORALES O CUANDO NO SE QUIERE ENTRAR EN EL FONDO DEL PROBLEMA

Los veinte facultativos de primaria de la villa mandan un escrito al Sespa en el que afirman sentirse presionados por el inspector que los supervisa. Las listas de espera en pruebas diagnósticas y de especialidades unido, en muchas ocasiones, a la falta de tiempo en consulta para evaluar  el oportuno tratamiento de enfermedades y contando con la picaresca de algún ciudadano, indica que hay que tomar otros derroteros en el control de I.T. que no es precisamente la presión a los facultativos para dar altas prematuras. Otra cosa es que sus señorías no tengan la cintura política «por eso de lo políticamente correcto» para legislar/normativizar otras medidas adicionales encaminadas a investigar y sancionar adecuadamente a los infractores. No olvidemos que «La vida de Lazarillo de Tormes y de sus fortunas y adversidades» fue escrito en este país y no se sabe quien lo hizo.

Los médicos de Mieres denuncian «coacciones» para no dar bajas laborales

Malestar en el PSOE por las críticas a Del Busto de un cargo de la FSA

El doctor Leopoldo López asume la gerencia del Hospital de Cruz Roja de Gijón

Compartir en redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.