CURIOSIDADES CURIOSAS… Y DOS HUEVOS DUROS

La Policía Local de Zaragoza está investigando los motivos que han llevado a una de sus patrullas a denunciar, el pasado jueves por la mañana, al conductor de una ambulancia del 061 por aparcar mal y no retirar el vehículo cuando se lo pidieron mientras iba a atender a un paciente que estaba sufriendo un infarto en uno de los autobuses de la capital aragonesa. El conductor y su equipo acudieron a la llamada de emergencia con su ambulancia, dejándola aparcada fuera de la parada de autobús.
La sorpresa fue mayúscula para el equipo de emergencias cuando al terminar la asistencia y regresar al vehículo, el agente volvió a recriminar al conductor que no le hubiera hecho caso, y le entregó una denuncia por valor de 200 euros por desobediencia y por aparcar mal, según le explicó.

Compartir en redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.