EL RINCÓN DEL LECTOR. DÉFICIT DE ANESTESISTAS DE GUARDIA EN CABUEÑES

Nuevas necesidades, viejas costumbres….

Desde el Servicio de Anestesiología  y Reanimación del hospital Universitario de Cabueñes queremos mostrar nuestra preocupación con una situación que a nuestro modo de ver se está convirtiendo en insostenible y que en un momento dado podría poner en riesgo la seguridad del paciente, que es en definitiva el  motivo fundamental de esta preocupación, y  que de un tiempo a esta parte venimos manifestando a la gerencia de este Hospital sin obtener una respuesta satisfactoria.

Esta preocupación se basa en que pese a que se ha incrementado el número de pacientes en general, y  más específicamente en lo que se refiere a urgencias quirúrgicas,  del área de obstétrica  y unidad de reanimación con pacientes críticos postquirúrgicos,  además de habernos convertido en centro de referencia para Urgencias de Servicios como Cirugía vascular, Urología y Ginecología de otras áreas Sanitarias,  la dotación de Anestesistas  durante las guardias de fines de semana y festivos continua siendo la misma que hace 20 años, sin haberse tenido en cuenta este aumento de las urgencias, tanto en número como en  gravedad y complejidad, lo cual justifica mas que de largo la necesidad de aumento de dicha dotación.

La situación a nuestro modo de ver es insostenible, y así lo hemos manifestado a la Gerencia, máxime cuando se está poniendo en riesgo la seguridad del paciente. Situación  que es fácilmente subsanable, tal y como le hemos sugerido y solicitado a nuestra Gerencia, con la ampliación del personal Facultativo  de guardia durante fines de semana y festivos.

Sin embargo esta Gerencia, siguiendo las viejas costumbres,  parece no ser sensible a esta necesidad, no sabemos porque, si es que realmente  no quiere ver esta realidad  de adecuar personal a la nueva situación, (totalmente diferente a la de hace 20 años), o si aun dándose cuenta de ello lo único que prima es lo económico anteponiendo políticas de ahorro ( como siempre en personal facultativo) sobre lo que realmente debería primar.

Todo ello lleva a pensar que una vez más nos enfrentamos a una administración que no es sensible a la realidad, que no es sensible al dialogo, y que tristemente solo reacciona ante iniciativas de presión  que de ninguna manera serían deseables, pero que si creemos que tal vez, debemos de valorar y tomar, porque que al final , y por desgracia, en ocasiones,  y ante esta administración queda demostrado que no queda otro remedio que tomar, a fin de tratar de garantizar la atención y seguridad del paciente.

Esperemos que prime la cordura y sensibilidad a  nuevas necesidades de nuestros pacientes en nuestro hospital y no las viejas costumbres por parte de  Gerencia.

Compartir en redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.