LA ATENCIÓN PRIMARIA A LA VELOCIDAD DE LA FÓRMULA 1

Probablemente sí, en el caso de que usted fuera Lewis Hamilton, condujera un Mercedes y se tratara exclusivamente de cambiar neumáticos al empezar a llover; pero en el resto de los casos probablemente desconfiara. Si un coche merece un mínimo tiempo de atención para averiguar por qué no funciona bien, un ser humano no debería merecer menos.

¿Confiaría su coche a un mecánico que solo puede dedicarle 4 minutos?

Compartir en redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.