LA SANIDAD PÚBLICA AGONIZA ANTE LA LA PASIVIDAD DE NUESTROS POLÍTICOS

Si la sanidad pública sigue perdiendo calidad, y no se remedia, en pocos años puede quedar degradada a un servicio de beneficencia, medicina para pobres.

Medicalización y subordinación a las grandes multinacionales farmacéuticas y tecnológicas; o la desatención de la Atención Primaria y las políticas salubristas, por señalar con brevedad las cuestiones que podemos considerar más relevantes.

Necesitamos la Sanidad Pública

 

Compartir en redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.