SAMU. EN EL «ZULO» DE MIERES Y NADIE RESPONDE A SUS PETICIONES

PROBLEMAS DE SALUD LABORAL Y DEFICIENCIAS EN LAS INSTALACIONES DEL SAMU DE MIERES

  • El acceso del personal a la ambulancia desde la Base (en el sótano), dependiendo de la hora del día, se hace por unas escaleras interiores, en las cuales el sistema de luz funciona con sensores que actúan con retraso, lo que lleva a que, cuando suenan los buscas, parte de las escaleras se suban a oscuras, (y habitualmente corriendo…) con el riesgo que eso supone para la integridad del equipo.
  • Se trata de un servicio de respuesta rápida, al sonar uno de los buscas para una llamada de emergencia, tienen que coordinarse y desplazarse rápidamente a la ambulancia. Existe una distancia excesiva y un piso entre las diferentes dependencias . Esto aumenta el tiempo de respuesta, con las consecuencias que puede tener en situaciones de urgencia
  • Ausencia de una salida de emergencia. Ante un incendio del edificio no hay manera de salir de allí. Las ventanas no pueden abrirse y en caso de romperlas y conseguir salir, el personal quedaría atrapado por un muro de hormigón y un techo de reja de las estancias del exterior (cuatro ó cinco metros por debajo del nivel del suelo)
  • En una sala próxima están las bajantes del alcantarillado con una arqueta en el suelo como sumidero, con los consiguientes malos olores. La ventilación es deficiente.
  •  La gestión de residuos es dificultosa. El cuarto destinado a tal fin se encuentra muy lejos del lugar en el que se ubica la ambulancia. Por tanto obligará a transportar material contaminado a través de zonas comunes y  salas de espera de pacientes.  No existe vertedero en el cuarto sucio.
  • Una habitación tiene una columna delante de la puerta, que supone un riesgo evidente de accidentes. No tienen sitio para una mesa de estudio.
  • La sala de descanso tiene unos sillones desvencijados, que eran sillones retirados por su mal estado de otras dependencias y que no les han renovado a pesar de sus requerimientos a la gerencia en este sentido
  • Es frecuente la presencia de ratas y cucarachas y los propios trabajadores utilizan trampas compradas por ellos para intentar, infructuosamente, solucionar el problema
Compartir en redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.