SIN CALIDAD, SIN EFICACIA, Y SIN EFICIENCIA.

La escasa inversión, tanto en euros por habitante, como en porcentaje del PIB, se debe también a los bajos sueldos de los profesionales y especialmente de los médicos españoles, que están a la cola de los países de nuestro entorno, además también contribuye el gran porcentaje de contrataciones temporales, por horas, días, semanas, meses, a tiempo parcial que soportan nuestro jóvenes médicos. No es de extrañar que año tras año miles de ellos emigren fuera de España, donde encuentran sueldos que duplican y triplican los que pueden encontrar aquí y con condiciones de ejercicio profesional infinitamente mejores y con una estabilidad laboral que no encuentran en España.

Sin calidad y sin eficacia, ¿hay eficiencia?

Compartir en redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.