UNO DE ESOS ARTÍCULOS QUE HAY QUE LEERSE

La sociedad exige al médico, a lo largo de toda su vida profesional, jornadas laborales muy superiores a las exigidas en cualquier otra profesión dentro del sector público. Aunque existen algunas diferencias en cuanto a la jornada laboral de unos a otros servicios de salud, en general, podemos decir que desde la entrada en vigor del Estatuto Marco en 2003, los facultativos del SNS de nuestro país realizan un promedio de 48 horas semanales de trabajo, un total 2.304 horas anuales de carga de trabajo efectiva.

En resumen, desde que inician la formación en las facultades de Medicina, los médicos están sometidos a unas duras condiciones, que no solo no mejoran a lo largo de su carrera profesional, sino que se ven agravadas a lo largo de la misma. La exigencia de unos horarios de trabajo excesivamente largos, incluyendo además nocturnidad y turnicidad en ambientes de trabajo estresantes, acompañado de importantes sobrecargas de trabajo tanto físicas y psíquicas, con un gran componente emocional en buena parte debido, por un lado a la excesiva duración de los horarios de trabajo, y, por otro, a la trascendencia de sus decisiones y a la repercusión de las mismas sobre terceros, constituyen unas características difíciles de encontrar en otras profesiones.

Los médicos ante la jubilación: ¿Qué ha ocurrido?

Compartir en redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.