Caborana clama por la falta de un médico desde hace tres años: «No aguantamos más»

Numerosos vecinos –mayores y niños– portaban pancartas con una exigencia que consideran esencial para la propia supervivencia del pueblo: «No vamos a tolerar que se nos quiten derechos básicos». Así rezaba uno de los muchos carteles de protesta que ayer se exhibían ante el centro de salud de Caborana, en Aller. Lo que piden, señalan, es «básico»: que se cubra una de las dos plazas de médico en el consultorio. Se trata de una población de más de un millar de habitantes. «Nos falta uno y no lo cubren; la facultativa que está no puede con todo. Es imposible». Y así llevan más de tres años, se quejan.

Compartir en redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print
Share on LinkedIn
Linkedin